principal
Nuboso con lluvia escasa 23min 30max
a+ a-

Cuarenta y cinco familias se acogen a la gratuidad de las Escuelas de Verano municipales al trabajar ambos progenitores en el periodo de matrícula de los hijos

19-07-2018

Un total de 45 familias del municipio han solicitado la gratuidad total en la matrícula de las Escuelas de Verano que organiza la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de San Javier acogiéndose a una ayuda para los casos en los que trabajen el padre y la madre o cualquiera de ellos en caso de monoparentalidad, según ha informado hoy la concejala Estíbaliz Masegosa que ha animado a otras familias que estén en la misma situación a solicitar el coste cero de la inscripción de sus hijos en las Escuelas.


La edil de Servicios Sociales, Estíbaliz Masegosa, que visitó esta mañana la Escuela de Verano del CEIP “Joaquín Carrión” , de San Javier, agradeció la subvención de 11000 euros cofinanciada por el Fondo Social Europeo y recibida través de la Dirección General de Mujer, de la Consejería de Familia e Igualdad, “que nos permite dar un paso más en facilitar la conciliación familiar y laboral que es el objetivo principal de las Escuelas de Verano que cuentan con 273 matrículas”.


La Escuelas de Verano del colegio “Joaquín Carrión” es una de las tres escuelas que junto a las de los colegios “El Mirador” y “Fulgencio Ruiz”funcionan en el municipio durante los meses de julio y agosto de 9 a 14h, o de 8 a 13 incluyendo la hora matinal y el servicio de comedor, para niños de 3 a 12 años. Masegosa reconoció el trabajo que realiza la asociación XO, que gestiona las Escuelas atendidas por siete monitores, con el apoyo de jóvenes en prácticas y voluntarios del Banco del Tiempo.


Noelia Giménez, monitora en el colegio “Joaquín Carrión”, explicó que este año la Escuela se ha titulado “Érase una vez” con la literatura como hilo conductor y tres bloques de trabajo: personajes y cuentos; cómics y superhéroes, y poesía. Las emociones y los valores son el eje formativo de actividades lúdicas como manualidades, expresión musical, interpretación, cocina, actividades de agua, “con las que pretendemos que los niños disfruten y lo pasen bien”. Una salida por quincena a la playa, y pequeños festivales en los que participan todos los niños completan el programa.


Mariano Yepes, voluntario del Banco del Tiempo que empezaba hoy su colaboración con las Escuelas de Verano se mostró encantado tras ayudar a llenar los cubos de agua con los que los niños han hecho grandes pompas de jabón, y animó a otros voluntarios a sumarse a esta experiencia “tan bonita”. También se mostró satisfecho con la experiencia Mariano Visedo, jefe de Estudios del centro que ha cedido las instalaciones para acoger la Escuela de Verano.





Fotogalería

Descargas

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos personalizados. Al continuar con la navegación entendemos que acepta su uso,
pulse aquí para mas información